ANTOLOGÍA DE LOS PUEBLOS

.


LEYENDAS DEL CREPÚSCULO CUANDO CANTABA EL RÍO


IMAGENES: ARCHIVO LA BIBLIOTECA FABULARIA


Ciudad de la Rosa y del Río,
en la zona próxima al Club de Pescadores,
viernes 15 de enero de 2010.

Observamos un área especialmente protegida para la producción literaria y el diálogo con las especies que frecuentan el lugar: gaviotas que duermen en el muelle abandonado, golondrinas que hacen siempre más que un verano, gusanos trepadores que sostienen la Muralla, anguilas que se hamacan en los sauces, pirapitáes iluminados que comparten el lugar de los bípedos melancólicos que eligen una mesa de piedra, el aire seco del estío, para escribir las historias que el Río aún puede cantar.

Cronicones fabularios



ÍNDICE Y PULGAR

CAMINO DEL COLIBRÍ

CAMINO DEL JAGUAR

CAMINO DE LA SOMBRA

CAMINO DE LA ESTRELLA

CAMINO DE LA GAVIOTA






.:

2 comentarios:

Benedicto Espinosa dijo...

Y cuando el río los nombre, me verán. Uno a uno irán llegando, camalotes del abismo, y me verán. Estaré esperando. Y conmigo,los dos ángeles del interrogatorio. Ya saben ustedes: sólo duermo cuando no estoy soñando.
Benedicto Espinosa.
Tratante de Aguas.

Ufano trujamán dijo...

Rascarle las espaldas con los remos, contemplarlo a los ojos del ocaso o simplemente sentarnos a su lado al caer la noche para contarle nuestros espirituosos diálogos e historias: son todas cosas de las que el río parece disfrutar y que, al devolvernos su sonrisa de agua dulce, alimentan cada vez más nuestra querencia.
Me gusta acariciarlo con la panza de la piragüa, pero muy mucho me gusta más mirar como corre hacia el Sur, caudoloso y milenariamente joven, y ofrecerle de vez en cuando un puñado de mis recuerdos.
UT
Aguatero.

Data Fabularia:

Redacción: María Alejandra Atadía
Edición: El Elegante Oblongo

La Biblioteca Fabularia